Las ventas netas consolidadas de Omsa Alimentación en el primer trimestre del ejercicio 2000, se situaron en 9.460 millones de pesetas y representa, sobre el mismo periodo del año anterior, un crecimiento del 4,4%. El beneficio consolidado antes de impuestos ascendió a 342 millones de pesetas, en la misma línea que el registrado en 1999, a pesar de que, según la compañía, "durante los meses transcurridos del ejercicio 2000 los precios de las materia primas, especialmente el ganado porcino, registraron incrementos significativos con respecto al año anterior". Los fondos autogenerados antes de impuestos (cash-flow bruto) se situaron en los 569 millones de pesetas, lo que supone un 3,4% más en relación con el mismo periodo del año anterior. En cuanto a la Oferta Pública de Adquisición de acciones de Omsa Alimentación formulada por Campofrío, y autorizada el pasado 28 de marzo por la CNMV, se prevé se ejecute en los primeros días del próximo mes de mayo.