Aral Digital.- Supermercados El Árbol duplica, en los meses de verano, la actividad de los establecimientos en zonas de playa o de tradicional recepción de turistas nacionales e internacionales, llegando sus ventas en los meses de julio y agosto a representar el 28,8% sobre el total del año. Ello supone que, en algunos casos, la facturación media de estas tiendas pueda llegar a cuadruplicarse.

Casos así se pueden encontrar en zonas como Almería y Murcia. Durante este período, para la cadena es fundamental garantizar el abastecimiento de las tiendas, que puede llegar a incrementar el número de su plantilla de 10 ó 12 profesionales a 20.

Según señala Juan José Blasco, gerente de Grupo El Árbol en esta zona, “esta época requiere un esfuerzo adicional de la compañía en zonas como Murcia y Almería, que tradicionalmente reciben a buena parte del turismo de la zona sureste de España. Vigilamos muy de cerca todos los asuntos relacionados con la logística para garantizar el abastecimiento de productos de mayor demanda en esta época del año”.

El gerente de El Árbol en Almería y Murcia añade “hemos mejorado la presencia del producto fresco en general y en particular en las secciones de carnicería y charcutería. Además, continuamos con la formación de nuestros profesionales, actuación de gran importancia, ya que normalmente duplicamos el número de personal de un supermercado durante julio y agosto”.

Grupo El Árbol está apostando claramente por la expansión en la zona sureste de España y muestra de ello es el ambicioso Plan Estratégico de Desarrollo, cuyo objetivo es duplicar el número actual de tiendas en el trienio 2009-2011. La compañía centra su punto de expansión en localidades de entre 6.000 y 9.000 habitantes y dentro de las provincias de Alicante, Almería, Albacete y Murcia.

La cesta de la compra no es igual en verano que en invierno. Los clientes prefieren determinadas categorías para la época estival, tales como horchatas y batidos, agua embotellada, refrescos y cerveza en cuanto a bebidas. Tampoco faltan aperitivos como las patatas fritas, las cortezas, y las conservas, con las aceitunas como producto destacado. Además, se observa un importante repunte en cuanto a los platos preparados y a los productos de charcutería, embutidos, jamón curado y quesos.