Aral Digital.- El grupo francés de distribución Leclerc está rechazando los aumentos de las tarifas, de entre un 18% y un 21%, aplicadas por los fabricantes sobre una serie de artículos desde el pasado mes de agosto, según publica el diario Expansión.

Leclerc había anunciado en publicidad la retirada de seis productos básicos si no bajaban sus precios antes del 1 de febrero. La publicidad amenazaba: “¿Productos demasiado caros?. Sólo nos queda una solución: No venderlos. Lástima”.

Ante la posición de los fabricantes, que siguen manteniendo las mismas tarifas, continúa recogiendo Expansión que alude a fuentes de la compañía, se han suprimido de las estanterías de Leclerc estos artículos.

Así, la decisión impuesta por el grupo francés afecta a los quesitos “La vaca que ríe”, dos cremas antiarrugas de Nivea y L'Oréal, un producto de limpieza de Ajax, un refresco de Pulco y un bizcocho de la marca Brossard.