Aral Digital.- La cadena de discount Lidl quiere seguir creciendo en los países del centro y este de Europa. Prueba de ello es el anuncio que ha realizado la compañía de poner en marcha 10 nuevos establecimientos en Bulgaria, que se sumarán a la red comercial que posee actualmente y que asciende a 30 tiendas.

Esta expansión viene impulsada por la adquisición de 22 puntos de venta realizada a la cadena Plus el año pasado, así como por el “rápido crecimiento” que está experimentando el mercado búlgaro, tal y como asegura Milena Dragiiska-Dencheva, responsable de Lidl Bulgaria.

La compañía del Grupo Schwarz, cuya inversión en territorio búlgaro ha ascendido a 200 millones de euros, cuenta además con un centro logístico y de distribución puesto en funcionamiento en otoño de 2010 en la localidad de Ravno Pole, cerca de Sofia.