AMDPress.- La cadena de distribución Lidl pondrá en funcionamiento en el mes de octubre su centro de distribución para todo el territorio gallego, instalado en el polígono de Río do Pozo, en Narón (A Coruña).

El responsable del almacén, Agustín García, anunció ayer que el inmueble, de 60.000 metros cuadrados de superficie, contará con una plantilla inicial de 130 empleados, que podría verse incrementada en el futuro. Gran parte de este personal se forma en el centro logístico de Vitoria, que es el que sirve a los supermercados gallegos actualmente, y se incorporará al trabajo a finales de este mes. Asimismo, el complejo cuenta con un bloque adjunto de oficinas desde las que se dirigirán todas las operaciones, y en las que muchos de sus trabajadores se encuentran desde agosto.

La multinacional alemana pretende comenzar el reparto de artículos entre los diferentes puntos de venta de Galicia, Asturias y la zona oeste de Castilla y León a principios del próximo mes. Esto supondrá un flujo de mercancías que García estima entre los 35.000 y 40.000 palés al mes. No obstante, las operaciones de las primeras semanas se reducirán a una cuarta parte de la capacidad total prevista.

El nuevo centro de reparto de Río do Pozo es el sexto que Lidl construye en España, ya que también cuenta con almacenes en Vitoria, Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla, que suministran productos a más de 400 establecimientos repartidos por todo el país.