AMDPress.- Una de las conclusiones a las que se llegó durante el Observatorio de Precios realizado el pasado día 16, es que los márgenes de beneficio de la distribución moderna de alimentos oscila entre un 15 y un 18%, frente al 50% del sector tradicional. Según la directora general de Alimentación, Begoña Nieto, esta diferencia se debe a que "la distribución moderna es mucho más específica que la que hace la tradicional".

El Pleno del Observatorio de Precios de los Alimentos estuvo presidido por el subsecretario del MAPA, Manuel Pacheco, quien afirmó que las diferencias de precios en los alimentos de origen a destino no responden a irregularidades de competencia, sino a "ineficacias del mercado". También recordó que los precios de los alimentos llegaron a triplicarse según el último estudio del MAPA.

Por su parte, COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos) han solicitado al Gobierno que regule los precios entre origen y destino y evite los grandes márgenes comerciales de la distribución. En concreto, COAG ha solicitado la puesta en marcha de medidas como implantación del doble etiquetado, para trasladar subidas y bajadas al consumidor; establecimiento de procedimientos públicos para el conocimiento de los márgenes comerciales de los diferentes agentes intervinientes en la formación de precios; la tutela de la Administración para potenciar el mayor establecimiento de contratos tipo agroalimentarios; la creación de un panel público interactivo de precios agrarios a través de un portal informático; y la realización de campañas informativas para explicar al consumidor todos los eslabones de la cadena de suministro.