AMDPress.- La cadena de autoservicios mayoristas Makro Cash & Carry inauguró ayer miércoles, 26 de octubre, un nuevo centro ubicado en la localidad barcelonesa de Barberá del Vallés, que ha supuesto una inversión de 21 millones de euros. Se trata de su cuarto almacén en Cataluña, con el que Makro reafirma su apuesta por esta comunidad: “Vemos un gran potencial para nuestro negocio de autoservicio mayorista en Cataluña”, afirma José Luis Utasá, director general de Makro Cash & Carry España.

El nuevo centro, ubicado en el Parque Industrial de Can Salvatella, dispone de 7.560 m2 de sala de ventas y parking gratuito de 265 plazas. Ofrece un surtido de más de 15.000 referencias de alimentación y no alimentación para profesionales del sector horeca y pequeños y medianos comercios minoristas de alimentación, sector servicios e instituciones. Con este nuevo centro, que emplea a 100 personas, Makro Cash & Carry España cuenta ya con 38.000 m2 de superficie comercial y 600 trabajadores en Cataluña.

Makro Cash & Carry abrió su primer centro de distribución en Barcelona en 1974, al que siguieron los de Badalona (1983), Tarragona (2002) y el nuevo centro de Barberá del Vallés (2005), con el que Makro alcanza los 33 almacenes en 15 Comunidades Autónomas.

Makro, filial española del grupo alemán Metro, facturó 1.243 millones de euros en 2004, lo que supone un incremento del 6,5% respecto al año anterior. Durante 2005, Makro ha inaugurado tres almacenes (Oiartzun en Guipúzcoa, Alcorcón en Madrid y Barberá del Vallés en Barcelona) y ha realizado una importante inversión en la remodelación de su centro de Leganés (Madrid).