AMDPress.- Durante el segundo trimestre del ejercicio fiscal 2000-2001, concluido en septiembre, la cadena británica de almacenes Marks & Spencer ha experimentado una subida en sus ventas del 2,8%, un 2,1%, si se mide en base homogénea. No obstante, en contraste con la buena marcha de las ventas de ropa, en el segmento de alimentación, que representa el 45% de los ingresos del grupo, las ventas han estado por debajo de lo previsto, ya que el crecimiento en el trimestre fue del 4,9% frente al 5,9% del trimestre anterior.

Por otra parte, Pinault-Printemps-Redoute (PPR) ha anunciado que desiste de adquirir los establecimientos que tiene Marks & Spencer en Francia debido al alto precio que se pide por ellos. Así, pues, queda el gigante norteamericano de la distribución Wal-Mart como posible comprador de los establecimientos en Francia del grupo británico.