AMDPress.- En la última junta general de accionistas de la firma Mecalux, celebrada la pasada semana en Barcelona, su presidente, José Luis Carrillo, anunció que la prioridad de la empresa pasa en la actualidad por digerir el crecimiento registrado en los últimos tres años y reducir su ritmo inversor este ejercicio y el próximo, ya que considera que el clima económico no es favorable.

Carrillo explicó que, tras haber desembolsado un total de 84,3 millones de euros en diferentes proyectos, como la modernización del equipamiento de varias plantas y la puesta en marcha del portal logístico Logismarket, que arrastra pérdidas de 5,7 millones de euros, Mecalux reducirá este año sus inversiones a seis millones de euros.

En cuanto a sus previsiones de facturación pasan por cerrar el ejercicio en curso con 242,2 millones de euros, y alcanzar un beneficio neto de 4,4 millones, frente a 3,9 millones de euros de 2002. Se trata de unas previsiones que los expertos consideran muy optimistas, teniendo en cuenta que la compañía cerró en positivo el ejercicio 2002 gracias a la venta de su sede a la firma Procam por 26,2 millones de euros.