Aral Digital.- Mercadona ocupa el último lugar de sostenibilidad en la venta de pescado, según el 'Ranking 2011' elaborado por Greenpeace, y que está liderado por Carrefour.

Carrefour ocupa la posición más alta de este ranking, que Greenpeace publica por cuarta edición, porque apoya proyectos de pesca sostenible y está empezando su proceso de comercialización; además, la cadena "manifiesta su compromiso contra la pesca ilegal, comprobando que no vende pescado procedente de los barcos incluidos en las listas negras oficiales", rubrica Greenpeace.

Por su parte, Mercadona ocupa el último lugar del ranking ya que "aunque está en proceso de elaboración de su propia política de compra sostenible de productos pesqueros, en su sección de pescado se puede encontrar la mayoría de las especies incluidas en la Lista Roja de Greenpeace", según comunica la organización medioambiental, que además pide a la cadena de Juan Roig que las "retire progresivamente, preferentemente las provenientes de ecosistemas sensibles y las capturadas con arrastre de profundidad, como fletanes y rape, entre otras".

El resto de entidades que figuran en el ranking de Greenpeace son Lidl (que ocupa la segunda posición), Alcampo (tercera), El Corte Inglés (cuarta) y Eroski (quinta). Lidl ocupa la segunda plaza, debido fundamentalmente, según indican desde Greenpeace, a "no ofertar la mayoría de especies de Lista Roja de Greenpeace, aunque se pueden seguir encontrando bacalao del Atlántico, merluza argentina, langostinos y atún en conserva, entre otras".

Alcampo tiene implementada su Política de Compra Sostenible de Productos Pesqueros desde 2010, en la que se anuncia la retirada de varias especies presentes en la Lista Roja, como las gallinetas, la platija americana y los tiburones en peligro de extinción. Además, apoya la pesca local, que supone ya más del 15% de la adquisición total del genero de pesca, y la venta de productos certificados.

El Corte Inglés, que en la anterior edición del estudio ocupaba la última plaza, ahora es el cuarto del ranking debido a que ha publicado la "política de compra sostenible de productos pesqueros que deberán asumir todos sus proveedores, reflejando varios compromisos, como el aumento de la oferta de producto de pesca local y artesanal y la de productos certificados; además de la retirada progresiva de especies capturadas con métodos pocos selectivos, como el arrastre de profundidad".

Finalmente, de Eroski se destaca su "especial cuidado" en los productos de acuicultura de marca propia, aunque es posible encontrar en sus estanterías la mayoría de las especies presentes en la Lista Roja.

Este trabajo, realizado por Greenpeace, está enmarcado dentro de la reforma de la Política Pesquera Común (PPC) que está llevando a cabo la Unión Europea. La normativa gestionará la flota europea para los próximos diez años y, por tanto, el pescado que se encontrará en supermercados e hipermercados. La futura PPC debe cambiar la gestión de las pesquerías y afrontar la sobrecapacidad pesquera priorizando el desguace de los barcos más destructivos, como los de pesca de arrastre de profundidad. Asimismo, debe actuar contra la sobreexplotación de los stocks y favorecer las pesquerías sostenibles.