La inmobiliaria Metrovacesa ha obtenido un beneficio neto de 11.053 millones de pesetas en el ejercicio 2000, lo que supone un incremento del 44% respecto al año anterior. La facturación ascendió a 66.359 millones de pesetas, un 93% más. Según un comunicado de la empresa, las transacciones de patrimonio supusieron unos ingresos superiores a los 15.500 millones de pesetas y un margen de venta de 8.583 millones, que en su mayoría corresponden a la operación de venta de cinco centros comerciales en el mes de junio de 2000.