Según distintas fuentes sectoriales, la barcelonesa Super 9 García podría haber presentado recientemente suspensión de pagos en un juzgado de primera instancia de la Ciudad Condal, sin que haya transcendido el pasivo.

La sociedad, participada al 50% por los hermanos García Sabroso, contaba actualmente con 16 puntos de venta y una superficie comercial conjunta de unos 4.400 metros cuadrados, ya que no abrió ningún establecimiento durante el pasado año, y su expansión estaba actualmente paralizada. Asociada a la organización de compras Euromadi a través de Grupo 80, en su último ejercicio conocido (1999) obtenía una facturación de 9,98 millones de euros (1.662 millones de pesetas), por lo que en 2000 podría haber rebajado esa cantidad.

Con un almacén de 2.100 metros cuadrados, dispone de una plantilla compuesta por 130 trabajadores.