Los principales segmentos de la distribución comercial en España, como son los supermercados e hipermercados, continuarán creciendo de forma moderada durante los próximos meses y en 2001, a pesar de que el ritmo de apertura de nuevos establecimientos tiende a desacelerarse, según señala DBK en sus "Previsiones de evolución de 35 sectores de la economía española". Por otra parte, y como en años anteriores, el sector del vino es el que registra el comportamiento más dinámico dentro de la industria agroalimentaria, impulsado tanto por la buena coyuntura económica como por la creciente penetración en el mercado de los vinos de calidad media y alta.