Aral Digital.- El Corte Inglés inaugurará este mes un establecimiento Supercor en el barrio madrileño de Chueca. En concreto, el centro estará instalado en el popular mercado de San Antón -que también abrirá sus puertas-, situado entre las calles Augusto Figueroa y Barbieri. El supermercado se ubicará en la primera planta de las instalaciones, y contará con puestos exclusivos o gourmet y de venta de productos como té o café, entre otros.

Además de la tienda de Supercor, el mercado incorpora 26 puestos de alimentación, así como restaurante con terraza, sala de exposiciones, varios puestos de comida de diferentes países para llevar y aparcamiento con 80 plazas. El edificio dispone de 7.500 metros cuadrados repartidos en tres plantas y tres sótanos. En la planta baja estarán ubicados catorce puestos de mercado tradicional, como pescaderías, carnicerías, fruterías o charcuterías.

Por su parte, en la primera planta -además del supermercado- se situará una Sala de Exposiciones, que podrá albergar asimismo actividades lúdico-culturales como cursos, catas gastronómicas o talleres, y que está conectada con un espacio abierto cubierto por un lucernario.

En el tercer piso estará localizado un restaurante con terraza, donde se podrá tanto comer el menú o llevar alimentos comprados en el mercado para que los cocinen al gusto del cliente. La terraza también estará abierta a exposiciones y otras actividades, y el espacio disponible se agotará con una galería lateral en la que se instalarán varios puestos de comida rápida de diferentes países del mundo -mexicana, china, india...- que podrán consumirse tanto en el lugar como en casa.

En cuanto a los sótanos, contarán con 80 plazas de aparcamiento -algunas de ellas robotizadas para albergar hasta tres vehículos- gratuitas y reservadas para los usuarios del mercado. Además, en esta zona se realizarán todas las operaciones de carga y descarga.

En total, el proyecto ha requerido una inversión de 15,3 millones de euros, de los que 4,5 millones han sido subvencionados por el Ayuntamiento, y más de dos millones, por el Plan FICOH de la Comunidad de Madrid y la Cámara de Comercio. El resto lo ha aportado la Asociación de Comerciantes del Mercado de San Antón.