AMDPress.- El negocio ibérico de la cadena de juguetes Toys “R” Us cerró su ejercicio 2002 con una facturación de 221 millones de euros después de crecer un 10,5% más sobre los resultados de 200 millones de euros obtenidos en 2001. El Ebitda de los negocios en España y Portugal de la cadena líder mundial del juguete aumentó un 44%, índice récord en la historia de la compañía que según Antonio Urcelay, director general de Toys “R” Us Iberia, se ha conseguido gracias a la combinación de distintos factores entre los que destacó un control más férreo de costes, una mayor accesibilidad del público infantil a los productos después de los cambios en la ubicación realizados en los establecimientos y la mejor labor de asesoramiento al consumidor realizada por los empleados de las tiendas.

Dentro del mercado español las ventas aumentaron un 12,3% a superficie comparable, lo que supone el mayor incremento de la empresa en España durante los últimos cinco años y representa, según Urcelay, más del doble del registrado por el sector del juguete en 2002 que se situó entre un 5% y un 6%. De este modo Toys “R” Us consolida su posición de liderazgo en España con una cuota de participación del 17% del mercado. Antonio Urcelay indicó igualmente su satisfacción por haber logrado un crecimiento del 45% en los últimos cinco años en un mercado como el español con un gasto en juguetes por niño muy inferior al de otros países de Europa y baja tasa de natalidad por lo que consideró muy satisfactoria la evolución de la empresa.

Del total de la facturación de Toys “R” Us en España, cerca de un 20% corresponde a la venta englobada en Babies “R” Us, que comprende la gama de productos de puericultura para la madre y el bebé. Para esta línea de negocio, que en la actualidad se explota dentro de los establecimientos, la multinacional norteamericana proyecta la apertura de establecimientos independientes Babies “R” Us fuera de Estados Unidos y España es uno de los más firmes candidatos para la implantación de este modelo aunque Urcelay aclaró que antes de 2004 no está previsto nada concreto y que se está en fase de estudio.

En cuanto a las perspectivas de futuro la compañía tiene previsto invertir en España más de 36 millones de euros en los próximos tres años para afianzar su crecimiento. En 2003 invertirá seis millones de euros en la apertura de un nuevo centro en Vitoria que supondrá la creación de 90 puestos de trabajo. Igualmente, Urcelay adelantó que está previsto inaugurar durante este año un segundo establecimiento del que no confirmó ubicación exacta por estar aun pendiente la licencia de apertura pero que estará situado en el área de Levante.

El negocio ibérico de Toys “R” Us engloba 31 tiendas en España y ocho en Portugal que disponen de un surtido de más de 25.000 artículos diferentes de los que un 25% son exclusivos, mientras el 50% de los productos que se venden en las tiendas son fabricados por empresas españolas. La plantilla media de la compañía asciende a 1.600 personas que se ven duplicadas durante la campaña navideña donde se concentran algo más del 50% de las ventas.

El negocio ibérico supone entorno al 2% de la facturación de la multinacional estadounidense Toys “R” Us Inc. que cuenta con 1.586 establecimientos en 27 países y que cerró 2002 con unos resultados dados a conocer ayer en los que anunció el incremento de su beneficio neto un 19% sobre el ejercicio 2001, hasta los 229 millones de dólares, después de lograr una cifra de negocio de 11.305 millones de dólares, un 1% más que en 2001. La compañía dio a conocer también que ha logrado por primera vez obtener beneficios dentro de su negocio a través de Internet. Toysrus.com al obtener en el último trimestre del ejercicio 2002 un resultado después de impuestos de 3 millones de dólares. Las ventas totales en el año a través de Internet ascendieron a 340 millones de dólares.