ARAL Digital.- Miguel Arias Cañete, Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha suscrito un Protocolo de colaboración con las organizaciones representativas de la producción que se han adherido a dicho acuerdo, así como con los representantes de la industria y la distribución, para trabajar conjuntamente en la mejora de la eficiencia y el incremento del valor en las cadenas de comercialización y distribución de la leche y los productos lácteos. El acuerdo, que servirá de apoyo a todos los agentes de la cadena alimentaria en la actual situación económica, mediante la promoción de la calidad, la mejora de la información y promoción y el impulso de la internacionalización, ha sido rubricado por la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED), la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS), la Federación Nacional de Industrias Lácteas (FENIL), la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES), Cooperativas Agro-alimentarias y la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA).

Los firmantes se comprometen a reforzar las actuaciones encaminadas a impulsar la garantía de calidad, mediante la puesta en marcha por parte de industrias y ganaderos de sistemas de autocontrol intersectoriales destinados a garantizar un alto nivel de calidad y de seguimiento de la trazabilidad de los productos, así como a colaborar con el Ministerio en los trabajos de revisión de la normativa aplicable a los productos lácteos, con especial incidencia en la mejora de la calidad, las medidas para facilitar su identificación y la información al consumidor. El Ministerio, en colaboración con las Comunidades Autónomas también intensificará, dentro de la legislación vigente en esta materia, los controles de calidad de la leche y los productos lácteos en todas las etapas de la producción y distribución e impulsará el desarrollo de la trazabilidad a lo largo de la cadena. Otra de las líneas de actuación contemplada en el Protocolo es la mejora de la colaboración en la aplicación de la normativa y la vertebración de las cadenas de valor. Para ello los firmantes se comprometen a trabajar conjuntamente para mejorar el conocimiento, entre sus asociados, de las normas que regulan la actividad de producción, transformación y comercialización de la leche y los productos lácteos, así como de la normativa de defensa de la competencia, las normas comerciales y las que regularán la futura “Ley de Medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria”.

Por otra parte, el Ministerio y las Asociaciones firmantes también unirán esfuerzos para incrementar la colaboración en el ámbito de la información al consumidor y la actividad promocional para incrementar la eficacia en la comunicación y transmisión de los mensajes y contribuyan a mejorar la percepción del valor que aportan la leche y los productos lácteos a los consumidores. Para promover la salida a los mercados exteriores, las asociaciones de distribución que integran a empresas que disponen de establecimientos fuera de España o vinculadas a centrales de compras internacionales se comprometen a trabajar conjuntamente con las organizaciones firmantes y el Ministerio para identificar estrategias encaminadas a mejorar la posición de los productos españoles en los mercados internacionales. Para garantizar los avances en la cooperación entre las partes, se creará una Comisión de Seguimiento compuesta por representantes del Ministerio y las organizaciones firmantes, contemplándose la posibilidad de la creación, en su seno, de Grupos de Trabajo. Adicionalmente, se constituirá un Grupo de Trabajo dedicado específicamente al análisis y estudio de los problemas estructurales del sector lácteo, y sus posibles soluciones que se reunirá ya en breve.