AMDPress.- Alimentaria ha recibido 143.000 visitantes acreditados, a falta de los datos de asistencia que se registren hoy viernes, último día de feria, y que se estiman en 10.000 personas. Del total de visitantes, 33.000 corresponden a extranjeros, suponiendo un incremento del 10% respecto a la edición de 2004; esta cifra, asimismo, supone un 25,7% del total de las visitas.

En el desglose diario, el número de visitantes acreditados es el siguiente: 25.400, lunes 6; 34.500, martes 7; 41.600, miércoles 8; y, 41.500, jueves 9. Por recintos feriales, Montjuic ha registrado el 58,7% de las acreditaciones, mientras que Gran Vía, el 41,3% restante; asimismo, se ha producido un flujo de 252.900 visitas.

Por su parte, en relación a la internacionalización de la feria, los tres primeros días fueron las jornadas de mayor afluencia. Por regiones, los países de la Unión Europea han aglutinado el 67,7% de las visitas internacionales; los países del resto de Europa, el 10%; similar porcentaje también ha obtenido la zona de Centroamérica y Sudamérica; Norteamérica, 5%; Asia, 4%; África, 3,3%; y, Oceanía, casi 1%. Se han acreditado personas de 155 países, 15 más que en la anterior edición de Alimentaria.

“De cara a 2008, queremos superar los 50.000 extranjeros, ya que la internacionalización de Alimentaria es un factor diferenciador y esencial para la feria”, según ha declarado José Luis Bonet, presidente de Alimentaria, quien ha presentado el balance de la edición de 2006 junto a José Antonio Valls, director del certamen, y José Arcas y Francesc Carrió, miembros del comité organizador.

José Luis Bonet, quien ha recalcado que Alimentaria, a nivel de cifras, se ha consolidado como la segunda feria del mundo, ha declarado que “cualitativamente, es el mejor certamen de alimentación a nivel mundial”. Asimismo, ha subrayado: “Tenemos un ritmo muy vivo de crecimiento, que nos hace ser muy ambiciosos para llegar a convertirnos en los primeros en cuanto a superficie y expositores en la edición de 2008”.

De cara a la próxima cita de Alimentaria, se prevé que el recinto de Gran Vía cuente con dos pabellones más, lo que supondrá que el certamen pueda aumentar su metraje de exposición. “En principio, nuestra intención para 2008 es aprovechar toda la superficie de exposición que nos facilite Fira de Barcelona”, según José Luis Bonet.