Alimentaria ha cerrado su última convocatoria con un incremento de visitantes extranjeros, procedentes de 141 países y la llegada de compradores de todo el mundo que han realizado más de 10.000 reuniones. Asimismo, la presencia de chefs que suman más de 50 estrellas Michelin y la presentación de una gran variedad de productos innovadores consolidan la feria como una importante plataforma de internacionalización y proyección de la industria agroalimentaria.

Alimentaria ha dado un paso más en su internacionalización con un incremento de visitantes y reuniones con participantes de los cinco continentes. Así, ha recibido un 2% más de visitantes internacionales, llegando a los 42.000, un 30% del total. Además ha logrado convocar a más de 600 compradores extranjeros, un 50% más que en 2012. Se trata de grandes importadores y distribuidores de Europa, Asia, Latinoamérica y EE.UU.

El presidente de Alimentaria y de Fira de Barcelona, Josep Lluís Bonet, ha señalado al cierre que "la feria ha cumplido su principal objetivo de ser apoyo y palanca en el proceso de internacionalización de las pymes del sector para las cuales la exportación y la apertura a nuevos mercados ya no es una opción, sino una exigencia".

Por su parte, el director general de Alimentaria Exhibitions y máximo ejecutivo del salón, J. Antoni Valls, ha asegurado que "este año el salón ha destacado por la mayor profesionalización y la calidad de los asistentes, dando la oportunidad a las cerca de 3.800 empresas participantes de hacer negocio, establecer contactos comerciales y acercarse a mercados internacionales".

Por otra parte, los Bancos de Alimentos han participado un año más en Alimentaria recuperando 22.254 kilos de alimentos de alto valor nutritivo, como pescado, carne o lácteos; y aún falta sumar más productos. En el almacén del Banc dels Aliments de Barcelona ya se han empezado a distribuir los alimentos.