AMDPress.- La compañía galletera Arluy, con sede en el Polígono La Portalada, de Logroño (La Rioja), alcanzó una facturación de 16,5 millones de euros durante 2002, con un incremento del 35,7% respecto a los 12,25 millones obtenidos en el ejercicio precedente. Las exportaciones representaron el 25% de las ventas y se situaron en 4,25 millones de euros, un 36,22% más que los 3,12 millones de 2001.

La firma, que comercializa las marcas de galletas rellenas Principito, SanDwich, Megachok, Megacrem, Arthur, Rey Arturo, Bombonettas, Bombolletas, Chispas, Brownie, Chocotillos, Gulits y las integrales Estetic, espera registrar en 2003 una facturación neta de 18 millones de euros. De igual forma, durante el presente año Arluy tiene previsto exteriorizar sus operaciones logísticas, así como lanzar una nueva variedad de su línea Principito y otro producto, cuyas características no han sido reveladas y que saldrá al mercado en septiembre. Además, la compañía reforzará su departamento comercial con la incorporación de dos personas.