El Consorcio del Jamón Serrano Español, entidad que garantiza la exportación de un jamón serrano español de alta calidad en mercados internacionales, incorpora tres nuevos socios: Artysan, Boadas y Embutidos Caseros Collell.

Estas tres compañías se suman como socios al cumplir con la normativa de calidad exigida por la entidad. El Consorcio del Jamón Serrano Español tiene como política evaluar las instalaciones, realizar inspecciones en las plantas productoras, en el proceso y producto, seleccionándolo pieza a pieza para garantizar un jamón de alta calidad y que llevará a partir de ahora el sello de calidad ConsorcioSerrano.

"La contramarca Consorcio Serrano es una garantía adicional que aportará un valor añadido a sus productos, no sólo desde la perspectiva organoléptica, de percepción por parte del consumidor final, sino también al garantizar la autenticidad del mismo. Además, a todos estos beneficios se suma la inversión que realiza el Consorcio del Jamón Serrano Español en diferentes actividades de promoción en diferentes países fuera de las fronteras de España para educar e informar sobre este producto", ha señalado el Consorcio en un comunicado.

Artysan, situada en la Rioja y perteneciente al Grupo Alejandro Miguel, comenzó su andadura en el mundo de la alimentación hace más de cuatro décadas. Además de su apuesta por la diversificación y mejora continua, la empresa destaca por el control de la totalidad del proceso productivo desde la selección, la alimentación, la cría y la matanza cumpliendo con los estándares de calidad.

Por su parte, Boadas es una compañía catalana que está presente en el mercado desde 1880 y que durante todos estos años ha mantenido la calidad, el sabor y el aroma tradicionales que les caracteriza. La empresa cuenta con certificados que aseveran el nivel de exigencia de todos sus productos.

Por último, Embutidos Caseros Collell se sitúa en la zona de Girona y nace hace más de 50 años para dedicarse a la fabricación y elaboración de embutidos. Especialista en jamón serrano, se ha provisto de unas modernas instalaciones y de las más avanzadas tecnologías a nivel europeo, que se suman a su tradición y conocimiento gastronómico.

Con estas tres incorporaciones el Consorcio del Jamón Serrano Español cerró 2015 con un total de 29 empresas asociadas.