La Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (Asemac) ha presentado, durante la reunión de su Comisión Técnica, el nuevo Manual de Etiquetado que dota a los operadores de la industria de un instrumento que define los productos de panadería, bollería y pastelería y orienta a las empresas del sector de cómo etiquetar sus productos. Su objetivo es facilitar a los consumidores información completa, simple y veraz que les permita hacer la mejor elección posible en función de sus necesidades.

El ámbito de aplicación de este documento se hará extensivo tanto a las empresas envasadoras de alimentos, como a los entregados por las colectividades y los destinados a los suministros de colectividades. También a los servicios de restauración que ofrecen las empresas de transporte.

Felipe Ruano, presidente de la Asociación, subrayó la importancia del etiquetado, señalando que "en la actualidad la normativa es cada vez más compleja y exigente en cuanto a la información que un producto debe incluir en su etiquetado, no sólo en relación a la enumeración de ingredientes que incorpora, sino también por control de salud alimentaria y por el valor nutricional del mismo". A su juicio, "este nuevo manual se convierte en la guía que deben seguir todas las empresas asociadas de Asemac. Una herramienta eficaz para todos los profesionales que aplican la normativa de la Unión Europea y que exige incluir en los diferentes productos el etiquetado preciso que ayude al consumidor a tener la mayor información posible sobre el producto que tienen en sus manos".

El manual que ha elaborado Asemac quiere servir de documento de consulta para la industria de panadería, bollería y pastelería ante la aplicación del Reglamento de información alimentaria nº 1169/2011, que entró en vigor el pasado 13 de diciembre de 2014 con carácter transitorio en lo que se refiere a la incorporación de información nutricional y que tendrá carácter obligatorio a partir del próximo 13 de diciembre de 2016.