AMDPress.- La familia Clemente, que comenzó con la producción y comercialización de uva tempranillo, ha decidido elaborar sus propios vinos bajo la enseña Bodegas Emilio Clemente de la Denominación de Origen Utiel-Requena. La nueva enseña presentó ayer su primer vino Crianza 2001 dentro de su campaña de promoción y a partir de 2004 empezará a comercializar las 27.000 botellas fabricadas.

La bodegas de esta empresa, ubicadas en la localidad valenciana de Requena, se encuentran en una casa del siglo XIX y cuentan con una nave de elaboración de 500 metros cuadrados y otra de crianza con 126 barricas de roble. La capacidad productiva total de las instalaciones es de 550.000 litros anuales.