Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa), grupo que integra a Clas y Larsa, cerró el ejercicio correspondiente al año 2000 con un beneficio neto de 3,72 millones de euros (619 millones de pesetas), lo que supone un ascenso del 2,5% respecto al año anterior. La facturación creció un 12% hasta alcanzar 549,8 millones de euros (91.494 millones de pesetas). Ante estas cifras, Pedro Astals, vicepresidente ejecutivo de la compañía calificó de “altamente positivo” el pasado ejercicio y aseguró que se habían cubierto todos los objetivos establecidos, tanto en el ámbito presupuestario como estratégico.