Aral Digital.- Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa) ha registrado una cifra de negocio de 737,5 millones de euros en 2010, lo que representa un incremento del 2% respecto al año anterior (723,6 millones). Asimismo, la compañía asturiana ha obtenido unos beneficios netos de 18,5 millones de euros en el ejercicio 2010.

El Ebitda del fabricante ha sido de 35,3 millones de euros, un 5,5% más bajo que en 2009, un dato previsto por la empresa en el presupuesto para el curso 2010. Del mismo modo, Capsa ha elevado su producción un 7% en leche (614,3 millones de litros) y en nata (10,5 millones de litros), y un 32% en mantequilla (2,2 millones).

“Capsa ha obtenido estos resultados en el entorno de crisis económica que afecta a España desde la primavera de 2007 y a las importantes dificultades que padeció el sector ganadero a lo largo del año pasado”, especifican desde el operador lácteo. “En estas condiciones, la compañía logró incrementar sus ventas en 2010, así como su cuota de participación en el mercado nacional, cuestiones fundamentales para conseguir el ligero crecimiento de sus niveles de rentabilidad respecto a años anteriores”, remarcan.

Por último, la compañía ha cerrado el año 2010 con una plantilla que se elevaba a 1.316 empleados, lo que supone 16 trabajadores más que el ejercicio anterior.