Aral Digital.- La cervecera Carlsberg ha obtenido un beneficio neto de 63 millones de euros en el primer trimestre del año, cifra que contrasta con la apuntada en 2009 cuando registró una pérdida neta de 28 millones de euros. Por su parte, la cifra de negocio de la compañía retrocedió un 6,9%, hasta 1.474 millones de euros, mientras que los volúmenes de cerveza bajaron un 2,4%, hasta 25,7 millones de hectolitros.

Los resultados de la empresa danesa reflejan el impacto de la nueva fiscalidad aplicada en Rusia al consumo de cerveza, donde el mercado ha experimentado un retroceso del 12%, si bien la multinacional ha conseguido mantener su cuota de mercado en línea con el cuarto trimestre de 2009. No obstante, la empresa augura que el consumo de cerveza en Rusia registrará un descenso de doble dígito en 2010.

Asimismo, Carlsberg ha confirmado sus expectativas para el conjunto del ejercicio, en el que prevé mantener su beneficio operativo en línea con el de 2009, así como un aumento del beneficio neto del 20%, sin contar con adquisiciones y elementos extraordinarios. “Estamos satisfechos con el resultado del primer trimestre, que estuvo en línea con lo planeado y confiamos en nuestra capacidad para cumplir los objetivos para 2010”, ha indicado el consejero delegado de Carlsberg, Jorgen Buhl Rasmussen.