ARAL Digital.- La empresa valenciana Cárnicas Serrano ha destinado 1,5 millones de euros en un nuevo sistema de refrigeración de su planta, situada en el Polígono Fuente del Jarro. La instalación de este sistema central de refrigeración de última generación permite a la compañía reducir la temperatura de todas sus cámaras, salas e instalaciones más allá de lo exigido por la legislación alimentaria. Esta reducción de temperatura se convierte en una ventaja competitiva al prolongar de forma natural la frescura de los productos envasados, factor clave en la distribución y consumo de los productos refrigerados tanto para el mercado español como para los mercados europeos en los que está presente: Alemania, Francia, Dinamarca o Reino Unido, entre otros.

El nuevo equipo, con una tecnología basada en refrigerantes naturales, incorpora las últimas novedades existentes en el campo de la eficiencia energética, lo que se traslada en una disminución de aproximadamente un 20% en el consumo eléctrico y térmico. Esto supondrá dejar de emitir 2 millones de kg de CO2 a la atmósfera, equivalente a la plantación de unos cincuenta mil árboles. Esta inversión se une a los casi 2 millones de euros que Cárnicas Serrano destinó el pasado 2011 para la adquisición de maquinaria especializada para la preparación de productos de libreservicio con el objetivo de reforzar esta línea de negocio dentro de su apuesta por desarrollar el canal de distribución moderna.