AMDPress.- El grupo catalán Chupa Chups cerrará la fábrica que posee en la localidad vascofrancesa de Bayona en un plazo de un mes, según han anunciado delegados sindicales de la empresa tras una reunión excepcional de su comité de empresa.

Según estas fuentes, responsables españoles de Chupa Chups acudieron a Bayona para informar a los empleados del cierre de varios lugares de producción, entre ellos el de esta ciudad, debido a dificultades financieras. La fábrica cuenta con una plantilla de 67 personas, además de emplear a 30 trabajadores temporales, y, según los sindicatos, arroja beneficios.

Asimismo, el comité de empresa considera que la mala estrategia de la compañía ha originado los adversos resultados obtenidos en los últimos ejercicios. El grupo confitero concluyó con pérdidas el pasado año, tras reducir su facturación cerca del 10% respecto a los 414,2 millones de euros ingresados en 2001. Este resultado negativo se suma al alcanzado hace dos años, cuando las ventas cayeron un 2,4%, registrando el primer descenso de las ventas en la última década.

Los representantes sindicales entienden que el crecimiento de la empresa en diferentes puntos del mundo y el esfuerzo inversor necesario para tal operación no han dado frutos. En concreto, Chupa Chups cuenta con centros de producción en Toluca (México), Kolomiagui (San Petersburgo), Shanghai (China), Bayona y Cambrai (Francia) y Sao Paulo y Natal (Brasil).