AMDPress.- Conservas Peña, firma ubicada en Villagarcía de Arousa (Pontevedra), espera facturar 19,84 millones de euros en el presente ejercicio, lo que significaría un incremento cercano al 60% respecto a los más de 12 millones ingresados en 2002 y superior al 200% en relación con los más de 6 millones obtenidos en 2001. Para ello, la compañía continuará con la estrategia emprendida a finales de 2001 consistente en reducir el peso de los túnidos sobre el total de las ventas, reforzar la producción y comercialización de las especialidades (mejillón, almeja, sardina, etc.), invertir en innovación en valor añadido y aumentar las exportaciones, según ha destacado su consejero delegado, Francisco Josalbez Gosalves.

En el primer aspecto, los túnidos representaron cerca del 60% de los ingresos de Conservas Peña durante el pasado año, en el que alcanzó una comercialización cercana a las 7.000 toneladas de pescado y marisco. Los actuales gestores de la compañía, responsables del cambio de política empresarial en 2001, esperan que las especialidades incrementen su cuota sobre el total de las ventas, que en 2003 está previsto que crezcan un 30% en volumen.

En el capítulo del valor añadido, Conservas Peña ha incorporado en sus productos el sistema de apertura fácil “easy peel”, presente en diferentes variedades de atún y bonito y en especialidades como mejillón grande, gula, surimi, entre otras, y que irá siendo comercializado en otras referencias. En este sentido, el consejero delegado de Conservas Peña afirma que la compañía tiene previsto desarrollar nuevos productos con valor añadido, cuyos precios generen un mayor margen y una mejor rentabilidad. Entre las novedades, la firma también prevé la futura entrada en el segmentos de platos preparados, con referencias como ensaladas y elaborados a base de pescado y marisco.

Como en el global del sector nacional de conservas de pescado, la situación de las exportaciones es clave en la facturación. Así, Conservas Peña obtiene cerca del 40% de su facturación por las ventas en el mercado exterior. Durante el presente año, la firma espera incrementar esta cifra, para lo que cuenta con contratos con fábricas en países como Marruecos y Mauritania.

Conservas Peña comercializa sus productos con marca Peña y elabora conservas de pescado de marca de distribuidor para Carrefour. Estas marcas privadas significaron el 20% de sus ventas en el mercado nacional, que se situaron en torno a 7,5 millones de euros.