Corporación Pascual alcanzó en el ejercicio 2013 un EBITDA recurrente de 68,1 millones de euros, un 7% superior al equivalente del año anterior, con una facturación de 731 millones de euros, un 2% inferior a la de 2012. La compañía señala que su actividad "se enmarca en un escenario de contracción del mercado con caída del consumo de las familias y ajustes en los precios de venta. Además, indica la empresa, "el pasado año se caracterizó por el incremento de los precios de las materias primas y la subida de los impuestos, como el IVA, que gravan el consumo".

A pesar de estos condicionantes, Corporación Pascual ha mantenido su posición en las cuotas de mercado de sus principales marcas con una rentabilidad y facturación en línea con las del ejercicio 2012. Los resultados del pasado año también responden a la implementación de la hoja de ruta marcada por el Plan Estratégico Horizonte 2015 de la compañía, que en 2013 formalizó el traspaso de la división Zumos Palma al Grupo turco Töksoz.

Una pieza clave dentro del plan estratégico de Pascual ha sido la estabilización de la deuda financiera de la Corporación mediante un acuerdo con doce entidades financieras que aglutina en un único préstamo de 280 millones de euros el pasivo corporativo. La estabilidad financiera que este acuerdo proporciona ha permitido a la compañía intensificar durante el año 2013 otros puntos esenciales del plan Horizonte 2015. 

Entre estos se encuentra, en primer lugar, el crecimiento con foco, a través del desarrollo en España de los segmentos clave de Pascual, posicionándose en productos enfocados a la salud y la nutrición, en los que ya está presente a través de sus marcas principales: Leche Pascual, Bezoya, Bifrutas, ViveSoy y Caffé Mocay, "que han recibido un fuerte impulso comercial reflejado en los estudios de preferencias de los consumidores", explican desde la empresa.

Apuesta por las alianzas

Para completar la apuesta por el mercado nacional, hay que destacar durante el año 2013 la creación de Qualianza Servicios Integrales de Distribución para optimizar la red capilar de distribución y gestionar los acuerdos de distribución suscritos con Heinz, Kellogg´s y Unicer (Pedras Salgadas).

Asimismo, otras alianzas estratégicas orientadas al crecimiento han continuado a buen ritmo, consolidándose el acuerdo con Unilever para la producción, comercialización y publicidad de las bebidas lácteas Flora y Flora Proactiv. Y también se avanzó en la alianza con la farmacéutica Esteve para la creación de Diabalance, marca que cubre las necesidades alimenticias de personas con diabetes. Por último se puso en marcha una alianza con Nutrexpa para la comercialización de las marcas de batidos Cola Cao y Okey. 

La segunda línea de Pascual en Horizonte 2015 busca alcanzar alianzas que unan las capacidades de cada empresa para crear más valor conjuntamente en activos considerados no estratégicos. A final de 2013 se llegó a un acuerdo con el grupo turco Toksöz para el desarrollo nacional e internacional del área de negocios de zumo. En esta misma línea, previamente se había llegado a un acuerdo con Ribé Salat sobre el negocio de seguros de Pascual y con el Grupo Palacios en relación a las instalaciones de producción de tortillas

Y la tercera línea estratégica apuesta por una internacionalización del grupo mediante la expansión y el crecimiento del negocio de yogures de larga vida en mercados clave con claro potencial de crecimiento en colaboración con socios locales de prestigio, como Polar en Venezuela o grupo filipino Asia Brewery.