La división de transformados de Costa Food Group ha cerrado 2019 con un crecimiento del 21,8% en su facturación, alcanzando los 130 millones de euros gracias a los buenos datos registrados por sus empresas: Casademont, Villar y La Nuncia.

Casademont ha experimentado un crecimiento del 31,6% respecto al año anterior, con 42 millones de euros facturados, y para este año 2020, la empresa prevé superar con creces los 50 millones. Para ello, se ha previsto una inversión superior a los 2,7 millones de euros, especialmente en maquinaria para loncheado de gama alta con la línea Mondini, la línea de alta productividad GEA y la maquinaria DoyPack para la gama de snacks Fuetis. De hecho, en 2019 la empresa ha relanzado varios de sus productos más emblemáticos, como son el fuet Espetec Extra, que ha obtenido el galardón de producto Sabor del Año 2020, o la nueva gama de Jamón Cocido Natura.

Casademont también ha tomado otras decisiones estratégicas como la de transformar las instalaciones que tiene en Palol de Revardit (Girona) en fábrica de embutidos curados, con capacidad para más de 3.000 toneladas. Esta planta estaba dedicada hasta ahora a la curación de jamones, que con esta decisión pasará a realizarse en Pirinaica del Jamón en Barbastro (Huesca) y Jamones Albarracín (Teruel). El grupo espera cerrar 2020 con más de dos millones de jamones curados, paletas e ibéricos.

Por su parte, Industrias Cárnicas Villar, ha logrado posicionarse como líder del mercado en chorizo y salchichón ibéricos, habiendo registrado en el último ejercicio un incremento de ventas del 7%.

En cuanto a La Nuncia, también se espera un aumento de ventas en este 2020, en gran parte impulsado por el relanzamiento de las marcas de frescos Tantiernos, Tanricos y Tannuestros. Para ello, se ha realizado una ampliación de sus instalaciones en Casarrubios del Monte (Toledo) de 5000 metros cuadrados.