AMDPress.- Compañía Vinícola del Norte de España (CVNE), fundada en 1879 y con sede social en Bilbao, ha registrado en los nueve primeros meses de 2003 unos resultados netos de 2,32 millones de euros, lo que supone un descenso del 42,97% respecto a los 4,07 millones obtenidos en el mismo periodo del año anterior. Según la compañía, la caída de los beneficios se debe a los incrementos de los gastos de amortización y de personal, como consecuencia de la puesta en marcha de una nueva bodega en Laguardia.

Por otra parte, el resultado bruto de la compañía en este periodo alcanzó los 2,41 millones de euros, frente a los 4,22 millones del pasado año, con un descenso del 42,96%, mientras que la cifra de negocio fue de 23,22 millones de euros, lo que supone un descenso del 0,92% frente a los 23,43 millones obtenidos en el mismo periodo del año anterior.

Según informó CVNE, que calificó el último trimestre del año como el periodo más importante para sus ventas, la empresa se encuentra "en una fase de transición que podría durar un año", en la que buscan fortalecer su estructura comercial y adaptarla a las necesidades del mercado para "vender con igual o mejor rentabilidad nuestro incremento de producción derivado de la construcción de las nuevas instalaciones de Laguardia".

Como se recordará, Víctor Juan de Urrutia Ybarra fue designado vicepresidente ejecutivo de CVNE el pasado mes de febrero, puesto en el que sustituyó a Víctor de Urrutia y Vallejo, quien se mantuvo como consejero de la sociedad. (Ver ARAL Digital número 666)