AMDPress.- Una campaña de la Dirección General de Consumo de la Consejería de Gobernación de Andalucía, realizada durante el año 2002, ha desvelado que el 59% de los productos no presentan sus precios conforme a la ley, es decir, no especificaban el precio por unidad de medida. De los 19.517 productos inspeccionados en las provincias andaluzas, 11.591 incumplían algún aspecto en la etiqueta de sus precios.

En lo que se refiere a los productos alimenticios revisados, el 43% de ellos (3.675 de 8.530) cometían infracciones en la presentación de sus precios, porcentaje de irregularidades que ascendió el año 2001 al 71%.

De los 8.530 productos alimenticios, 7.157 fueron controlados por los inspectores de la Junta en los propios establecimientos, con infracciones en el 45% de los mismos, y 1.373 a través de catálogos, presentación en la que bajan los incumplimientos al 33%. Dentro de estos productos, 188 artículos (un 2,2%) ni siquiera presentaban etiquetas de precios, mientras que el 49% no contaban con el precio indicado por unidad de medida.

Las conservas destacan con un 65% de irregularidades, ya que en una mayoría de ellas no informan de su precio según la normativa, es decir, haciendo referencia al precio del producto conforme a su peso neto escurrido.