AMDPress.- La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) calcula que las altas temperaturas registradas este verano han generado pérdidas de 16,5 millones de euros en la avicultura de carne, ya que la mortalidad en las granjas se situó entre el 25 y el 30%.