Pese a que 2020 ha sido un año complejo y marcado por la crisis, Embutidos y Jamones España e Hijos ha visto estimuladas de sus ventas fuera de España. La empresa toledana continúa impulsando sus exportaciones como viene haciéndolo en los últimos años, logrando un crecimiento de su facturación internacional en 2020 del 12%, cifra especialmente positiva dado el contexto marcado por la situación sanitaria en todo el mundo.

La empresa familiar comenzaba a exportar sus productos a cuatro países hace 16 años y actualmente lo hace a 72 estados en los cinco continentes, consiguiendo una facturación de más de 13 millones de euros en 2020 y esperando que en 2021 esta cifra alcance un 15% más.

De las 1.296 toneladas de producto vendidas fuera de España, 1.000 toneladas corresponden a jamón, que sigue dominando las ventas como su producto más representativo, mientras que las 296 toneladas restantes corresponden a embutidos como el chorizo, el salchichón o el lomo.

Rubén España: “Nuestro principal objetivo es consolidarnos en los mercados en los que ya vendemos nuestros embutidos y jamones”

Gracias a estas cifras, la Cámara de Comercio de España ha decidido reconocer a la compañía toledana como PYME del año de Toledo 2020 por su proyecto de internacionalización, en los premios patrocinados por Banco Santander España y La Tribuna de Toledo.

“Nuestro principal objetivo es consolidarnos en los mercados en los que ya vendemos nuestros embutidos y jamones, para abrir otros nuevos países gracias a nuestra la gran calidad de nuestros productos, que aúna el buen hacer tradicional con la innovación en los formatos y procesos de producción”,  explica Rubén España, responsable de exportación de la empresa.

Sumando destinos

Chipre y Georgia han sido las últimas incorporaciones en la lista de destinos de los productos de Embutidos España, que busca de esta forma ampliar su presencia en nuevos mercados y afianzarse en los países en los que ya se encuentra. Como principales países receptores, continúan liderando la lista Alemania, Australia y Holanda. Como ocurre en general con todas las exportaciones agroalimentarias españolas, Europa continúa concentrando un 50% del total de la exportación, seguida por América del Sur (30%), África (5%) y Canadá (5%), mientras que el 10% restante corresponde a Centroamérica, Asia y Oceanía.

“En 2021 debemos seguir trabajando para evolucionar y comenzar un proyecto de distribución de nuestros productos a mayor escala. Es un paso adelante en el recorrido que la empresa ha seguido en los últimos años en el ámbito internacional”, señala España.

La empresa ofrece una gran variedad de productos, aunque la estrella de su porfolio continúa siendo el jamón, que supone el 65% de la facturación internacional. Dentro de los distintos formatos en los que se vende el jamón, el loncheado supone el 35% de las ventas en el exterior debido a la dificultad que supone para otros países el corte del jamón.

“Desde Embutidos España seguimos apostando, y cada vez con más fuerza, por la internalización de nuestros productos y por mejorar nuestra posición en el exterior, sin perder nunca nuestros orígenes de empresa familiar y tradicional, de cuyo legado nos sentimos orgullosos”, finaliza el responsable de exportación.