Los consumidores españoles consumen 3.544 millones de bocadillos preparados en casa al año, según se desprende de Worldpanel Usage, el servicio de TNS sobre hábitos de alimentación, que mide de forma continua el consumo de alimentos y bebidas en el hogar. Así, más de la mitad de los españoles consume bocadillos preparados en el hogar a lo largo de una semana.

Los bocadillos están presentes en el 8% de las comidas españolas, pero esta cifra se encuentra aún lejos de otros países donde la cultura de sandwich está más desarrollada, como el caso de Gran Bretaña, donde este porcentaje es del 12,5%.

Un 25% de los bocadillos preparados en casa son consumidos fuera del hogar, dejando el 75% para momentos de consumo dentro del hogar, destacando la merienda y la cena, que concentran un 20% y un 35% de las ocasiones, respectivamente. El bocadillo es un producto joven, pero el estudio concluye que los niños y adultos jóvenes los consumen de forma diferente, en momentos y con ingredientes distintos.

Núria Moreno, Account Manager de TNS Worldpanel, ha comentado: “Los bocadillos están de moda, y algunos fabricantes ya han invertido en ellos dentro de los platos preparados. Es un mercado heterogéneo en el que se abren posibilidades de productos diferentes. Conceptos de actualidad como Lunch box, Light, Ready to eat o Indulgence pueden encajar perfectamente con el bocadillo si van dirigidos al consumidor adecuado con la comunicación más indicada”.