AMDPress.- Ha entrado finalmente en vigor la Denominación de Origen Sidra de Asturias; será el Consejo Regulador de la marca el encargado de vigilar que se cumplan los requisitos y determinar qué sidras se pueden acoger bajo este sello de calidad.

Podrán formar parte de "Sidra de Asturias" aquellas sidras que, en principio, hayan sido elaboradas, al menos en un 51% con manzanas autóctonas seleccionadas y con reconocimiento del Consejo Regulador. A partir de ahora quedará totalmente prohibida, según el Consejo Regulador, que cualquier particular o empresa no inscritos en los registros del Consejo utilicen en etiquetas o productos expresiones como "sidra de Asturias", "sidra asturiana" o u otra que haga referencia al ámbito geográfico.