Aral Digital.- Félix Solís Avantis prevé invertir en China entre cuatro y seis millones este año 2011 y el próximo 2012 para duplicar la capacidad de su planta embotelladora de Shanghai y modernizar la maquinaría y la logística. “Hace trece años esta bodega española ya supo ver el innegable potencial de desarrollo del mercado chino”, asegura la empresa.

Muestra del compromiso de la compañía castellano-manchega es la recepción el pasado mes de junio en sus instalaciones de Valdepeñas (Ciudad Real) a los responsables de la planta embotelladora que el holding posee en Shanghai.

El aumento del poder adquisitivo ha incrementado las aspiraciones de exclusividad y sofisticación del público chino y está disparando el consumo, que ha crecido en los últimos cinco años alrededor de un 18% y que aún así se sitúa en torno a los 0,4 litros por habitante y año, frente a los, por ejemplo, 9 litros de Estados Unidos, indica la compañía castellano-manchega.

En 2010 las importaciones de vino a China se duplicaron hasta alcanzar los 600 millones de euros de los que alrededor del 6% corresponden a bodegas españolas, situándonos como el quinto país proveedor de vino de la zona. Es importante no perder de vista el mercado chino, que es actualmente el octavo destino de los vinos nacionales y el mercado que más crece en el mundo.