Aral Digital.- La Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) ha solicitado a las autoridades de competencia que vigilen los “posibles abusos y prácticas concertadas de la distribución frente a sus proveedores, que pueden abarcar el precio y las condiciones comerciales, incluyendo el coste del incremento del IVA”.

“La misma diligencia con la que las autoridades de competencia persiguen y sancionan a los productores y fabricantes sería deseable en relación a los posibles abusos” de los distribuidores frente a sus proveedores, ha indicado la federación. De esta forma, la industria alimentaria sale al paso de las declaraciones de grandes cadenas de distribución en las que barajaba la posibilidad de que no repercutieran la subida del IVA a los consumidores o de que sólo lo harían si pudieran contrarrestarla mediante un ahorro equivalente de los costes de aprovisionamiento.

“Ante estas declaraciones, la FIAB solicita a las autoridades competentes que garanticen el cumplimiento de la legislación fiscal y las normas de defensa de la competencia por parte de la distribución”, han insistido desde la organización. En opinión de la FIAB, las imposiciones comerciales de la distribución a sus proveedores pueden distorsionar la competencia en el mercado de aprovisionamiento y no se reflejan en ganancias equivalentes para los consumidores, tal como ha reflejado la propia Comisión Europea en su Comunicación sobre la transparencia en la cadena alimentaria.