Grefusa obtuvo el pasado año unas ventas de 100,59 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,5% respecto a 2015 y un récord histórico para la compañía. Asimismo, crecen sus canales de venta, tanto el canal impulso (cerca de un 2%) como la distribución organizada (más de un 7%).

Fuentes de la firma resaltan que estos datos revelan que el 36% de las ventas totales provienen del canal alimentación. En cuanto a categorías, las pipas de las marcas Pipas G y El Piponazo y la categoría de productos horneados, bajo la marca Snatt´s, han sumado el mayor porcentaje de facturación del año, con un 38% y un 14% del total, respectivamente.

Asimismo, también aumentó la facturación exterior (15%), hasta alcanzar los 4,31 millones de euros, gracias a la venta de sus productos en países como Italia, Alemania o Estados Unidos, donde Grefusa quiere duplicar las ventas de Snatt´s. En este sentido, desde la multinacional destacan que la gama de productos horneados Snatt´s creció un 35% durante el último año.

Por otro lado, desde Grefusa afirman que en 2016 destinaron un total de 3,5 millones de euros a inversiones en las áreas industrial e innovación y desarrollo y "en apoyar el proceso de digitalización actual" de la compañía.

Uno de los objetivos prioritarios de la firma para este año será aumentar su presencia y sus ventas en el exterior. "Tenemos un claro objetivo estratégico de crecimiento", ha asegurado el consejero delegado de Grefusa, Agustín Gregori.