Aral Digital.- Grupo SOS ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha tomado la decisión de emprender los trabajos dirigidos a una posible desinversión en el negocio de las galletas y en determinadas marcas regionales. Con estas operaciones espera obtener 300 milllones de euros con el objetivo de captar los fondos necesarios para financiar la adquisición de Bertolli, anunciada a finales de julio.

El negocio de galletas obtuvo una facturación en 2007 de 137 millones de euros logrando un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 21,7 millones de euros. Respecto a los datos del primer semestre de 2008 indican que esta división supone el 8,9% de la facturación total del Grupo SOS y el 20,8% del Ebitda.

Esta desinversión se enmarca en la decisión estratégica adoptada por el Grupo tras la adquisición de Bertolli de centrarse en aquellas áreas de negocio que tengan presencia y potencial de desarrollo internacionales. Por ello, pretende deshacerse de activos considerados no estratégicos para financiar la compra de la filial de Unilever, cuya compra se pactó en 630 millones de euros. Los restantes 330 millones pretende obtenerlos mediante una ampliación de capital y la colocación en bolsa de parte del capital de la aceitera italiana.

La venta de la división galletera de SOS implica que la compañía también inicie el proceso de venta de sus tres factorías de galletas, ubicadas en Villarejo de Salvanés (Madrid), Reinosa (Cantabria) y Jaén. Ante esta operación, que podría afectar a 900 trabajadores, los sindicatos exigen “transparencia” y que el proceso de venta se acuerde “con inversores que garanticen tanto la expansión de la empresa como el futuro de los trabajadores”.

Con esta operación, Grupo SOS se desprenderá del negocio de Cuétara, que fue adquirido en el año 2000 por 120 millones de euros. Panrico, controlada por la firma de capital riesgo Apax Partners, y United Biscuits, líder europeo del sector, en manos de PAI Partners y Blackstone, se encuentran entre los candidatos a adquirir el negocio galletero. Entre los potenciales compradores también figuran Nutrexpa, Siro y Gullón.