En la última sesión del Mercado Central de Carnes, celebrada el pasado viernes 23 de marzo, para evaluar y fijar la tendencia del coste de los distintos tipos de carne, los precios del porcino rompieron con la tendencia al alza que mantenían desde el pasado mes de noviembre para sufrir una caída significativa. El canal de porcino descendió 12 pesetas hasta las 388 pesetas/kilo y el despiece 20 pesetas hasta las 453 por kilo. El cochinillo, por el contrario, mantuvo su precio en el máximo anual, situado en las 1.500 pesetas/kilo.