AMDPress.- El vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, presidió ayer la renovación de la línea ICO-PYME, que en este ejercicio cuenta con 3.000 millones de euros para apoyar los proyectos de inversión de las pequeñas y medianas empresas españolas con tipos de interés preferencial, largo plazo de amortización y simplicidad en su tramitación.

Como novedad, se establece un tipo de interés para todas las pymes que será de Euribor a seis meses más 0,40 puntos porcentuales, sin comisiones.

Otra de las novedades importantes de la línea ICO-PYME 2004 es que por primera vez se financiarán los gastos de constitución y primer establecimiento en empresas de nueva creación. Igualmente se crea un nuevo plazo de amortización de los préstamos, de 3 años con uno de carencia, ajustándose a la demanda del mercado.

Los requisitos necesarios para solicitar los créditos son: tener menos de 250 trabajadores, volumen de negocio anual inferior a 40 millones de euros o balance general anual no superior a 27 millones de euros y no estar participada por gran empresa o grupo de grandes empresas en porcentaje superior al 25% del capital. El importe máximo por beneficiario es de 1,5 millones de euros por proyecto y año.

En los once años de vigencia de esta línea, el ICO (Instituto de Crédito Oficial) ha concedido a las pequeñas y medianas empresas préstamos por valor de 20.354,80 millones de euros, que han permitido la financiación de 303.441 proyectos. El préstamo medio ha sido de 67.000 euros y se han creado cerca de 500.000 empleos.