Lactalis Nestlé, la división de yogures y postres refrigerados del Grupo Lactalis, ha lanzado esta primavera diez innovaciones en su portfolio de yogures, leches fermentadas étnicas y bebidas lácteas on the go, en un momento en el que, según datos IRI, se ha producido un aumento del 13% en el consumo de yogures y un 20% en el de postres.

Así, Lactalis Nestlé amplía con nuevos sabores todas sus gamas de yogures bebibles y de bebidas frías en formato cup. Para ello, ha incorporado dos nuevas variedades, Sveltesse bebibles, sabor fresa y mango, 0% materia grasa, 0% azúcares añadidos, sin gluten y sin conservantes y en envase individual; así como dos nuevos sabores de yogures líquidos Nestlé: fresa-plátano y coco-almendra.

Asimismo, Nescafé Shakissimo renueva la receta de toda su gama, al mismo tiempo que introduce una nueva variedad de café con leche, el Nescafé Shakissimo Vainilla. Además, en la categoría de batidos, llega el nuevo Milkybar Shake, un batido de chocolate blanco listo para tomar en formato individual, pensado para los fans de la tableta Milkybar. Contiene un 87% de leche, aromas naturales, sin gluten, sin colorantes añadidos y además se puede conservar hasta 4 horas fuera de la nevera.

Incorpora todas estas novedades en un momento en el que, según datos IRI, se ha producido un aumento del 13% en el consumo de yogures y un 20% en el de postres

Por otro lado, Yaos renueva su imagen, alineada con su carácter saludable y natural. Estos nuevos yogures están elaborados con ingredientes de origen 100% naturales, sin colorantes, conservantes, aditivos ni aromas artificiales, y sus variedades con frutas contienen únicamente el azúcar naturalmente presente en las propias frutas.

De la misma forma, la marca Kéfir ha decidido ampliar su gama con una innovación en formato cuchara. Y es que el kéfir, producido en los Balcanes, es una leche fermentada con altos beneficios para la salud gracias a su contenido de fermentos lácteos y auténticas levaduras de kéfir. Además de ser fuente de calcio, ayuda al cuidado del sistema digestivo gracias a su contenido bajo en grasa, su alto contenido en proteínas y la ausencia de azúcares añadidos.

A su vez, la marca siggi’s amplía su gama de skyr con el lanzamiento de “filmjölk”, una leche fermentada de origen sueco para beber, que se elabora fermentando leche de vaca con unas bacterias diferentes a las del yogur. Estas bacterias lácticas del género Lactococcus, metabolizan la lactosa y la transforman en ácido láctico y otros metabolitos específicos. Así, este nuevo producto puede combinarse con granola y fruta o como base para hacer smoothies y está hecho con ingredientes simples, sin conservantes, ni edulcorantes, ni colorantes, 100% naturales y contiene un 30% menos de azúcar que la media del mercado de yogures para beber con fruta en España. También es 0% materia grasa y alto en proteínas, así como apto para los intolerantes a la lactosa y al gluten.

Por último, pensando en todos aquellos que practican deporte habitualmente, Lactalis Nestlé lanza Lindahls PRO+, una gama de productos ricos en proteínas que contiene un 50% de proteína del suero y un 50% de proteína de caseína. Por un lado, la proteína del suero permite mayor absorción que la proteína de caseína y contiene más aminoácidos esenciales directamente relacionados con el crecimiento de la masa muscular. Por otro lado, la proteína de caseína, gracias a su lenta absorción, ayuda a reparar las fibras musculares dañadas durante los entrenamientos.

Se trata, por tanto, de un producto lácteo refrigerado con alto contenido en proteínas, bajo en grasa y en azúcares inspirado en la tradición escandinava, tierra de origen de Lindahls. Además, esta nueva gama se presenta en dos formatos, en tarrina de 150 gramos sabor limón y cookies, que contiene 18 gramos de proteínas; y en formato bebible de 330 mililitros sabor plátanos y nueces, con 30 gramos de proteínas.