La apuesta de Mercadona por los productos frescos y, concretamente, por la fruta y verdura de proximidad, ha impulsado que la cadena de supermercados haya comprado más de 595.000 kilos de cereza en la Comarca del Valdejalon, Zaragoza.

Este volumen de compras ha sido posible "por la calidad del producto y buena aceptación que ha tenido por parte de los clientes de Mercadona", señalan desde la cadena. Durante toda la campaña, además de en la propia Comunidad, la cereza se ha vendido en los supermercados de Mercadona en Cataluña, La Rioja, Navarra, Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria, ampliándose incluso a toda la península en momentos puntuales.

El proveedor aragonés de cerezas de Mercadona SAT Vidrio, empresa encabezada por los hermanos Villalba del Río, destaca que "es una gran oportunidad para dar a conocer nuestro producto de Aragón en toda la península. Estos acuerdos son positivos para ambos porque ofrecemos un buen producto y ganamos en estabilidad". 

Esta apuesta de Mercadona por la cereza aragonesa se suma a otros productos locales que la cadena de supermercados ya ha estado apoyando como es la borraja, la cebolla de Fuentes, el melocotón o la manzana. "Mercadona mantiene su compromiso con el sector primario español con el que fomenta una relación estrecha para ofrecer a sus clientes la máxima calidad y frescura en sus productos", explican desde la empresa de distribución. "Además, con el objetivo de ser más tenderos, Mercadona ha puesto en marcha las nuevas secciones de fruta y verdura con productos de proximidad, la nueva sección con pescado directo de lonja, el horno a granel y la carne y charcutería al corte, que se implantará próximamente", indican desde Mercadona. 

Todo ello ha hecho que la plantilla de Mercadona en Aragón se haya "reinventado", ya que han tenido que adaptar sus aptitudes y conocimientos para ser "más tenderos". En 2013, esto se tradujo en la formación a 270 trabajadores aragoneses, durante 1.220 horas, para ser pescaderos, panaderos, fruteros y carniceros.