Aral Digital.- Nestlé ha cerrado 2010 con una facturación de 2.209 millones euros en España, que supone un incremento del 6,2% respecto al curso anterior (2.077 millones). De esta cifra, la innovación ha aportado el 15,5% del total, según pormenoriza el fabricante.

En concreto, las ventas totalizaron 1.826 millones de euros y crecieron un 3,2% respecto al año anterior, “gracias a la constante inversión en innovación y al apoyo a las marcas más emblemáticas”. Los mejores resultados se concentraron en las gamas de cafés, productos culinarios, bombones, alimentos para mascotas y nutrición clínica.

Por su parte, las exportaciones sumaron un total de 383 millones de euros y crecieron un 24,7% respecto al ejercicio anterior, como consecuencia de las importantes inversiones llevadas a cabo en su estructura productiva y a la alta competitividad de las fábricas españolas del grupo.

Las exportaciones tuvieron como destino 61 países distintos de los cinco continentes. El 85% de las ventas se concentró en 10 países, que fueron, de mayor a menor cuantía, Francia, Portugal, Suiza, Reino Unido, Italia, Grecia, Alemania, Rusia, República Checa y Turquía. Por continentes, Europa absorbió el 90,5% del total de las exportaciones a otros mercados, seguida de Asia con un 5,6%. Por categorías de producto, las más exportadas fueron café soluble, café verde descafeinado, chocolates, Nescafé Dolce Gusto, alimentos infantiles, helados y productos lácteos.

En lo que a inversiones se refiere, el año pasado Nestlé desembolsó en España 86 millones de euros. Del total, 68 millones se destinaron al ámbito de producción y 18 millones al área de administración y tecnologías de la información. Las inversiones en mejoras de la gestión medioambiental se situaron en 4,5 millones de euros. Las fábricas que han recibido más inversión son las de Girona, La Penilla (Cantabria), Araia (Álava), Sevares (Asturias), Reus (Tarragona) y Valladolid. Por negocios, las mayores inversiones se han destinado a los de cafés, chocolates, helados, nutrición infantil y aguas embotelladas.

España es la sede de la Región Ibérica del Grupo Nestlé, con responsabilidad plena sobre los mercados español y portugués. En 2010, el conjunto de la Región Ibérica logró unos buenos resultados, con unas ventas agregadas de 2.775 millones de euros, un 5,6% superior al total del ejercicio anterior. Estos resultados, mantienen a la Región Ibérica entre los 10 primeros mercados de Nestlé a nivel mundial.