Aral Digital.- Nestlé ha inaugurado una nueva moldeadora de bombones con la que podrá ampliar la capacidad de producción de chocolates en su fábrica de La Penilla de Cayón (Cantabria). La entidad ha invertido 10,3 millones de euros en este proyecto.

La nueva moldeadora, que se suma a las dos ya existentes, cuenta con una sofisticada tecnología con la que Nestlé prevé desarrollar nuevas variedades de bombones, con diferentes texturas y formas, “en línea con la filosofía de permanente innovación de la compañía”, explican desde la firma.

La nueva instalación dispone de una capacidad de producción de 7.000 toneladas anuales de bombones y “viene a consolidar el excelente nivel de competitividad de la fábrica de La Penilla en el marco de la estructura productiva europea del Grupo Nestlé”. Bernard Meunier, director general de Nestlé España, ha afirmado que esta nueva inversión refuerza la realidad de la fábrica de La Penilla como “importante foco de innovación del Grupo Nestlé y centro de referencia en el mundo del chocolate”.

Instalada en 1905, la fábrica de La Penilla fue la primera de Nestlé en España. Inicialmente dedicada a la elaboración de Harina Lacteada Nestlé y, poco después, a la de Leche Condensada La Lechera, en 1929 comenzó su andadura la fabricación de chocolates. En la actualidad, su plantilla media asciende a 800 trabajadores y se dedica a la producción de chocolates y productos de confitería, cacao soluble, harinas infantiles y leche en polvo. Cerca del 40% de su producción anual se exporta a 45 países de todo el mundo. Las inversiones realizadas en los cinco últimos años alcanzaron los 75 millones de euros.