Un equipo de científicos de Nestlé ha conseguido modificar la estructura del azúcar, de manera que se perciba prácticamente el mismo dulzor utilizando menos cantidad en la fórmula del chocolate. Nestlé empezará a utilizarlo en una de sus gamas de chocolates a partir de 2018.

"Esta investigación está inspirada en la naturaleza y permite reducir la cantidad total de azúcar hasta en un 40% en nuestros chocolates", afirma Stefan Catsicas, jefe de Innovación, Tecnología e I D de Nestlé. "Nuestros científicos han descubierto una forma totalmente nueva de usar un ingrediente natural y tradicional", añade Catsicas.

Con este descubrimiento, Nestlé acelerará sus esfuerzos por cumplir con su compromiso de reducir la cantidad de azúcar en sus productos. En materia de nutrición, la compañía también se compromete a mejorar el perfil nutricional de sus productos, reduciendo la cantidad de sal y grasas saturadas, a la vez que aumentar la cantidad de vitaminas, minerales y cereales integrales.