La compañía Platos Tradicionales, interproveedora de Mercadona participada por Martínez Loriente y Fleury Michon, ha incrementado un 1,7% su facturación en 2012 respecto al año anterior y ha alcanzado los 45,5 millones de euros, la mayor cifra en los cuatro años de vida de la compañía. Durante ese mismo ejercicio aumentaron también un 8,3% las unidades vendidas alcanzándose un total de 23 millones, que representan un volumen de 12.400 toneladas. El incremento de las ventas se ha basado sobre todo en la nueva gama de arroces esterilizados que Platos Tradicionales lanzó a toda la cadena este año y en el aumento y la potenciación de la familia de asados, con un nuevo formato "box" en las alitas asadas, el roti de pollo y el codillo.

El director general de Platos Tradicionales, José Antonio Mas, explica cómo la empresa "ha realizado un gran esfuerzo para trasladar todas las mejoras al consumidor bajando el precio de los productos ante una situación económica general extremadamente complicada, con disminuciones incluso de hasta un 4%, como en el caso de las lasañas". La compañía ha cerrado el ejercicio 2012 con un beneficio neto de casi dos millones de euros (1,92 millones). En el capítulo de inversiones destaca la instalación de una nueva maquinaria para el procesado de arroces, un nuevo dosificador en línea, un detector de microfugas, así como la adaptación de las líneas existentes al procesado del nuevo envase. Las ventas de asados han supuesto 6,9 millones de unidades, las de lasaña 5,4 millones y las de restos de platos en general, 10,3 millones. Durante el año 2012 se han desarrollado nuevas recetas en la línea de platos, lasañas, asados y recetas de esterilizados.

La plantilla media se ha situado en 173 trabajadores y trabajadoras, el 86% de ellos con contrato indefinido. En 2012, Platos Tradicionales se certificó en la Norma IFS V6 nivel superior, una norma de auditoría reconocida a nivel internacional, para asegurar que las empresas certificadas entregan productos fabricados respetando las especificaciones definidas con sus clientes, mejorando continuamente la seguridad y la calidad. Respecto a los proveedores, el 77% de los mismos son nacionales, lo que supone que el 88% del volumen de compra se queda dentro de las fronteras españolas.

El esfuerzo medioambiental realizado por la compañía se refleja en que la ratio de desperdicios producidos ha bajado un 10% respecto al año anterior, el consumo de agua un 11,5%, el de gas un 0,5% y el de electricidad un 7,7 por kilo de producto terminado. El incremento de producción de la planta fotovoltaica ha sido del 19%, y ha generado el 12,1% de la energía total consumida.