AMDPress.- Raimat, bodegas perteneciente al grupo Codorníu, alcanzó una facturación de 22,27 millones de euros durante el año 2002, un 5,25% más que los 21,16 millones conseguidos el ejercicio anterior. Del total facturado, 16,21 millones de euros correspondieron al mercado nacional, mientras que 6,06 millones procedieron de las exportaciones, cuenta que creció un 10,18% en el último año.

En el capítulo de las inversiones, Raimat destinó 1,7 millones de euros a mejorar sus instalaciones y su capacidad de producción. El 69% de este montante se dedicó a la ampliación de la bodega, que tras la excavación de la montaña en que se sitúa ha alcanzado una extensión de 1.527 metros cuadrados, con capacidad para 10.000 barricas y jaulones de botellas en crianza.

El 31% restante corresponde a la plantación de viñas y al desarrollo de proyectos de investigación, entre los que la firma destaca la técnica de confusión sexual en el control de la polilla del racimo.