La industria española del turrón y el mazapán prevé cerrar 2019 con un incremento del 4% en sus ventas, respecto a los resultados del ejercicio anterior. Así lo reflejan las estimaciones realizadas por Produlce (Asociación Española del Dulce) que integra a 70 de las principales compañías de este mercado. El 60% de las ventas de turrones y mazapanes se concentra, habitualmente, en el mes de diciembre.

El 60% de las ventas de turrones y mazapanes se concentra, habitualmente, en el mes de diciembre

“Esperamos la Navidad con mucho optimismo. La apuesta decidida de las compañías españolas por la calidad, la innovación y la diversificación de productos ha generado una gran expectación en el consumidor. Nuestros productos se han convertido en un ‘clásico navideño revitalizado’ que los españoles demandan, cada año, más pronto. ¡A mediados de octubre ya había turrones y mazapanes en los lineales de los supermercados! Este es un ejemplo gráfico del momento ‘dulce’ que atraviesa el sector y la fidelidad y expectación de los consumidores hacia nuestros productos”, asegura Rubén Moreno, secretario general de Produlce.

Las cifras de empleo también son esperanzadoras en un sector que genera alrededor 3.500 empleos directos en España. Se produce un alto repunte de las contrataciones, que pueden suponer un incremento del 50% sobre la plantilla permanente. Además, la buena marcha del sector, su apertura a la fabricación de nuevos productos, menos estacionales, y la internacionalización han propiciado que, por primera vez, la proporción de trabajadores permanentes (52%) supere a la de temporales (48%).

Por primera vez, la proporción de trabajadores permanentes (52%) supera a la de temporales (48%)

En el año 2018, la facturación de turrones y mazapanes fue de 280 millones de euros, de los cuales casi 47 se vendieron fuera de nuestras fronteras, con EE.UU. como receptor principal. El volumen de producción rondó las 30.000 Tm, de las que 24.000 se consumieron en España. “Una de cada cinco tabletas de turrón o caja de mazapanes se vende fuera, con Estados Unidos como destino de referencia”, destaca Rubén Moreno.

En 2018, la composición de las ventas de dulces navideños (en valor) fue la siguiente: turrones, 80%; mazapanes, 6%; y otras especialidades (polvorones, bombones, mantecados, bollería navideña…), 14%.

El secretario general Produlce ha subrayado el compromiso de la industria española de turrones y mazapanes con la innovación, que el año pasado se tradujo en más de 200 innovaciones. “La escucha activa al consumidor y la innovación han traído una amplísima gama de nuevos turrones y mazapanes (sin azúcar, nuevas texturas, bandejas multiproducto, formas de consumo novedosas como palitos de turrón, ingredientes como especias, nuevas recetas basadas en otros postres e incluso bebidas…) con sabores sorprendentes y con formatos que permiten nuevos modos y momentos de consumo”, según explica Rubén Moreno, secretario general de Produlce.